Preparado por Johnny Matos para la AMDRD.

Han pasado 7 años desde el nacimiento de Airbnb, una herramienta que permite el alquiler por días, en más de 192 países. Airbnb es básicamente un mercado comunitario para publicar, descubrir y reservar viviendas o apartamentos.

No todo fue tan fácil para Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk, creadores de este sistema que ha ido en evolución constante; muchos problemas de vandalismo y demandas ocurrieron en los primero años, hasta llegar a tener un sistema que cada vez se perfecciona para expandir el negocio.

Airbnb tuvo una póliza de seguro que cubre hasta US$50,000 al que alquila. El éxito realmente se logró con un sistema de verificación que permite ganarse la confianza de la persona que alquila su casa o apartamento, dicha confianza se gana con un sistema continuo, que permite al usuario verificar a través de sus redes sociales y tarjeta de crédito; finalmente recibe un documento que debe ser igual al registrado, es decir solicita un pasaporte o cédula que debe ser igual.

La afinidad se logró con un sistema de evaluación dual, el inquilino tiene la oportunidad de evaluar el apartamento, estableciendo varios ítems, desde si las fotos son iguales, evaluación de servicios de entrega y llave. En caso de haber desperfectos en cuanto a ubicación, seguridad, etc., la comunidad podrá evaluar cuando busque la evaluación final que va desde 1 estrella (peor) hasta 5 estrellas.

Esta afinidad es dual, porque de la misma forma, el propietario evalúa al inquilino, si respetó las reglas de la vivienda y dejó todo en orden. Eso permite que el próximo propietario tenga un historial de ese inquilino más allá de un historia de verificación.

La financiación original de este proyecto fue obtenida por la incubadora de empresas Y Combinator, uniéndose GreylockPartners, Sequoia Capital y el famoso actor Ashton Kutcher, quien también invirtió fuertemente en la empresa.

Con una propuesta agresiva, Airbnb ofrece a sus usuarios experiencias únicas para todos los bolsillos en más de 34,000 ciudades y 190 países y le abrió camino a los propietarios, de optimizar sus ingresos de viviendas que no necesariamente están para alquiler continuo. Comenzó quizás inspirado en los famosos Timeshare que ofrecen los complejos turísticos, hasta lograr ofrecer cualquier tipo de espacio y tiempo.

Screen Shot 2015-08-14 at 08.19.45

El propio usuario es el que elije los días que desea de alquiler y hace la reserva. De acuerdo a políticas de cada propietario, puede tener flexibilidad de cancelación estricta, que significa una penalización si cancela y solo se devuelve un 50% del costo reservado.

Incidencia en República Dominicana

Acorde a nuestra investigación, los datos reflejan que estamos alrededor de 70,000 habitaciones  en el 2015 y acorde al Secretario de Turismo, se ha aprobado la construcción de más de 30,000 en los próximos años.

Cifras:

AMDRD Hoteles

Fuente: Banco Central

En forma general, República Dominicana es un mercado informal con una economía que sobrepasa el 50% de informalidad.

El estudio de AMDRD, después de 12 meses de monitoreo del universo de julio 2014 al 2015, devela por primera vez el crecimiento de Airbnb en nuestro país y el inventario que dispone. La variación fue de un 32% de crecimiento.

AMDRD Habitaciones Airbnb 2014 2015El área de mayor crecimiento es la parte de Higuey (Bávaro y Punta Cana) con un 46%, y Santo Domingo un 33%. Otro hallazgo interesante, es hacer notar que poblaciones más pequeñas como Samaná y Puerto Plata tienen mayor inventario que el mismo Santo Domingo.

Con respecto al universo total del número de habitaciones hoteleras que tienen cerca de 70,000, Airbnb representa un 5% adicional, un porcentaje que parece pequeño pero en cuanto a crecimiento va a la par que la misma industria hotelera.

Perfil del propietario de Airbnb en República Dominicana acorde al informe de auditoría

En total, arrojó un 38% de los propietarios monitoreados son extranjeros, esta cifra aumenta en zonas como Bávaro, Punta Cana y Juan Dolio, a un average de 44%. Con esto se reafirma que la inversión inmobiliaria para fines de renta viene del extranjero.

El marketing digital y las oportunidades de hacer negocios con los turistas van en crecimiento; el mismo inquilino que usa Airbnb para visitar República Dominicana es un turista de mayor consumo, ya que no es todo incluido y se tiene que movilizar, comer, comprar y mezclarse con nuestra cultura.

El informe de la AMDRD muestra un 93% de repuesta positiva frente al propietario y establece buenas críticas sobre la riqueza más grande de nuestra país: la hospitalidad del dominicano.

La tasa de  ocupación de renta promedio en República Dominicana en los últimos 12 meses, esta entre un 58% subiendo en verano hasta 68%, pero la sumatoria de esa tasa supera un 33% sobre el alquiler promedio de una casa alquilada.

Síguenos en Twitter: @amddominicana y @johnnymatosrd